← Atrás

Empresas 2.0: ¿Cómo tener una comunicación más efectiva?

La comunicación como tal existe hace miles de años. Desde la cultura oriental, donde predominaba el papel, hasta la aparición de la radio, televisión y, posteriormente, internet. Sin embargo, en esta era digital, la comunicación entre las personas y las empresas deben tomar caminos distintos, pero manteniendo ciertas características similares.

Dennis Olivares, vicepresidente de Comunicaciones y Publicidad del programa Magíster en Tecnologías de Información y Gestión (MTIG) en Chile, recalca algunos puntos importantes a tomar en cuenta para mantener definida la línea de comunicación a nivel personal y empresarial.

Comunicación a nivel personal

Facebook, YouTube, Twitter, páginas webs, blogs, smartphones, etc., son herramientas que generan alto impacto, si se desea promocionar y posicionar una marca personal casi en tiempo real. Sin embargo, solo se deben utilizar para mostrar ciertos intereses, hobbies y opiniones políticas. Puede ser blanco de comentarios y críticas de todo calibre.

Comunicación a nivel empresarial

La comunicación digital es la gran aliada para este sector, siempre y cuando se combinen las directrices establecidas (marketing digital) con algo de creatividad. Tener claro cómo están funcionando las herramientas es una obligación que ahorra dinero y atrae más consumidores.

Se debe tomar en cuenta que el manejo de las redes sociales no es tan fácil como parece. Las empresas deben enfrentar diariamente a un creciente grupo de usuarios que han dejado la pasividad y están ansiosos de seguirlos, criticando a las marcas sin mayor consideración.

Para que una empresa logre superar este desafío, de estar constamente presente y activo en la red, debe conocer lo siguiente:

· Marketing de Medios Sociales: es la forma como se debe interactuar en las redes sociales con el público objetivo. Son un público activo y crítico.

· Marketing Móvil: Es un grupo de prácticas para captar a los usuarios a través de dispositivos móviles.

· Marketing por correo electrónico: es una de las primeras formas que surgió para atrapar al público con tu producto o servicio. Considerar que el cliente solo abrirá este correo si confía en lo que se envía y si sabe que es de valor.

· Marketing por Contenido: Es la forma como el consumidor entiende qué es lo que va a comprar y para qué le va a servir.

· Marketing de Resultados: Es un nuevo término que viene del marketing de afiliación. Promueve un producto (o servicio) por medio de canales (medios) de comunicación donde solo se paga por los resultados logrados.

¿Cómo funciona la comunicación digital a nivel empresarial?

Las empresas saben que sus actuales clientes se encuentran en este mundo digital, pero no tienen claro cómo acercarse. Existen puntos débiles a enfrentar, como creer que aparecer en la búsqueda número uno en Google garantizará el aumento de sus ventas, o preocuparse en el número de likes (me
gusta) en lugar de cerciorarse si interaccionan frecuentemente con su target.

Involucrarse es lo mejor. Parece ser un camino duro y complejo, pero sin una estrategia bien diseñada e implementada, cualquier esfuerzo es en vano.